Haití dos años después 800.000 personas viven en tiendas de campaña.


El terremoto de Haití  se produjo un día como hoy, 12 de enero de hace dos años, en 2010 a 15 km de la capital, Puerto Príncipe. Tuvo una magnitud de 7 grados en la escala de Richter y se sucedieron tres fuertes réplicas, ha sido el terremoto de mayor fuerza registrado desde 1770.  El terremoto devastó la capital de Haití dejando efectos de muerte y desolación, 316.000 muertos, 350.000 heridos y 1.500.000 damnificados. Este terremoto ha sido la mayor crisis humanitaria de la historia, pensemos que la energía que se desató es equivalente a una explosión de 200.000 kilos de dinamita.

Tengamos en cuenta que Haití antes del terremoto ya era el país más pobre del continente americano. El Banco Mundial cifra en el 77% de la población por debajo del índice de la pobreza, la tasa de alfabetización es del 49%. Es un país con una economía de subsistencia, sólo el 24% de la población contaba en 2009 con acceso a sistema sanitario, ocupa el puesto 149 de 182 países según el Índice de Desarrollo Humano.

Como podemos imaginar la desolación generada por el terremoto tuvo una repercusión mayor que la que hubiera tenido en cualquier país de los denominados “ricos”, por el tipo de construcción y capacidad de respuesta sanitaria y civil ante las calamidades, “al perro flaco todo son pulgas”. El terremoto afectó a las redes de comunicación, viviendas e infraviviendas 188.000 quedaron destruidas, hospitales, escuelas, edificios públicos, al aeropuerto internacional, puertos, vías de comunicación, se colapsó el gobierno local e infraestructuras. Estas pérdidas fueron valoradas en 7.800 millones de dólares. En estos momentos todavía queda mucha labor por hacer y graves problemas de organización en la reconstrucción. Una investigación realizada por la Universidad Estatal de Haití concluye que no existe una coordinación para la reconstrucción, ninguna autoridad asume la responsabilidad última y no hay una visión de conjunto. Esto se traslada de forma clara, como ejemplo,  en los diferentes planes que se han elaborado para la reconstrucción de viviendas y no se ha puesto en práctica. No es posible que seamos capaces de permitir que después de dos años casi un millón de personas sigan viviendo en tiendas de campaña.

En estos momentos de crisis económica internacional hay recortes que no pueden consentirse, por mucho que nos quieran explicar que el déficit de los países es el culpable, todavía no se ha hecho efectiva la ayuda internacional comprometida por los países ricos cifrada en 4.600 millones de dólares y equivalente a la mitad del valor de la destrucción provocada por esta emergencia humanitaria.

Es en este momento, como sucede en casi todas las crisis humanitarias, es cuando más se necesita seguir ayudando en la reconstrucción y la construcción de esperanza y condiciones dignas para las poblaciones más necesitadas. No olvidemos que formamos parte de un todo, de un único planeta en el que nos va la vida.

Os dejo un vídeo de una de las muchas canciones que se escribieron para homenajear a las víctimas de esta catástrofe. Y recordemos que siempre hay personas que sufren y viven vidas más difíciles que la nuestra.

Mi agradecimiento a todas las personas que se preocupan por sus semejantes y mi exigencia a los responsables internacionales para que cumplan con los compromisos adquiridos.

 

Rafael Ramírez.

rramirezgu@gmail.com.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ONGs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s