Una Cooperación Internacional de ida y vuelta


Escrito por Pedro Fusté.

El pasado martes, 21 de febrero de 2012, a las 9.30 horas, en el Hospital Santa Cristina de Madrid se ha desarrollado una actividad que es la última de las englobadas en el proyecto financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID, denominado “Sensibilización de la población española en general y de los profesionales de la salud en particular, sobre las desigualdades socio-sanitarias y las enfermedades tropicales desatendidas a nivel mundial”.

Gracias a este proyecto tuve la oportunidad de participar como docente en las distintas actividades realizadas en las 19 Comunidades y Ciudades Autónomas españolas. La Fundación para el Desarrollo de la Enfermería, FUDEN, ha impartido unos cursos llamados ETD, Enfermedades Tropicales Desatendidas, con una duración de 5 días y de 5 horas cada día. El curso se divide en dos partes: la primera dedicada a conocer 14 enfermedades tropicales seleccionadas por la OMS durante 2 jornadas, y una segunda parte dedicada a la Cooperación para el Desarrollo de 3 días y que es la que yo intento transmitir a enfermeras y enfermeros.

Desde aquí mi admiración y agradecimiento a estos profesionales de la Salud porque el curso no tiene rebaje de servicio y forma parte de su jornada de trabajo. Es decir, tras –o antes- de su horario profesional, se tiran otras 5 horas extras para acudir al curso. Y eso es de mucho agradecer. He recorrido media España dando el curso en los hospitales que lo han solicitado y siempre me ha emocionado esa disposición generosa para con el prójimo y esa voluntad de cooperar con los países menos favorecidos desde lo que es la columna vertebral de cualquier sistema de Salud como es la enfermería.

El premio de la asistencia al curso es la posibilidad de ser elegida para viajar durante 21 días a un país, generalmente iberoamericano, para compartir conocimientos, aprender sobre el terreno, respirar las dificultades de enfermeras -en otras circunstancias- y diseñar un proyecto de cooperación que luego deberán presentar y defender en FUDEN por si es interesante y se buscan financiadores. Otro de los requisitos es contarlo en jornadas como las de hoy.

Es decir, se forman en Cooperación, desde la teoría, se titulan en cooperantes, desde la práctica, y se convierten en propagadores autorizados ante cualquier foro de este llamado Primer Mundo. Van y vienen, llevan Cooperación y traen un buen montón de argumentos y realidades que hacen imprescindible continuar un trabajo irremplazable aunque estemos en medio de una crisis, cuyo primer movimiento con la cooperación de muchos años ha sido cortar notablemente la inversión en este capítulo.

La Cooperación de ida y vuelta, la que se siente en la piel y el corazón, es, entre otros, la de estas enfermeras de FUDEN. La Cooperación Internacional para el Desarrollo, desde la política actual, es un gasto superfluo que se puede cortar en cualquier medida. Ala pues, tiremos a la basura años de inversión, esperanzas ajenas y coherencia de seres humanos. Manda la crisis… y los Mercados, los Bancos y el miedo que nos meten día sí y día también.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ONGs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s