Cuando “menos” significa pobreza y muerte. La reducción del presupuesto en materia de cooperación internacional


La espiral de recortes en los presupuestos de todas las administraciones de nuestro país tiene como consecuencia que disminuyan todas las partidas presupuestarias de las administraciones. Es cuestionable que las políticas decididas desde Europa en materia de reducción del déficit sean las más acertadas para recuperar la economía, cuanto menos, para los profanos en economía pueden parecernos discutibles.

Hemos constatado hoy que la economía de Estados Unidos ha crecido un 3% en el último trimestre de 2011. Esta estrategia europea de aminorar el déficit como principal prioridad, para combatir la crisis, sin políticas activas de crear riqueza está consiguiendo que unos cuantos se vayan quedando con el esfuerzo de casi todos, creando un escenario social en el que los protagonistas son: el incremento de la pobreza, (ya hay 11 millones de personas en nuestro país que pasan dificultades económicas graves), reformas que restringen los derechos laborales, políticas restrictivas en sanidad, educación, investigación, políticas sociales, inversión y por supuesto en cooperación al desarrollo. Este aumento del “menos”: empleo, actividad económica, consumo, investigación, ingresos en las arcas públicas, contrasta con el “más”: pobreza, desempleo, emigración de nuestros jóvenes mejor formados, inestabilidad laboral, mayor inseguridad, miedo y frustración de la ciudadanía.Convirtiéndose en un círculo perverso que se retroalimenta de forma indefinida. Pero no es para todos igual, el consumo de bienes de lujo se ha incrementado en un 25%, es decir, hay unos pocos que ganan más y tiene mayor capacidad de gasto cuándo aumenta la pobreza y la miseria. ¿Seguro que estamos acertando con las decisiones que se toman para salir de esta precaria situación económica?

Asistimos a un momento histórico complicado, estamos en una situación difícil y nuestra forma de atajarla es dejar que las soluciones las tomen los mismos que la han creado y que en su punto de vista no está precisamente el bienestar de la mayoría ni el reparto equitativo de la riqueza. Todo momento de crisis debe tener un elemento de catarsis, sino el sufrimiento no conduce a nada, debe introducirse la reflexión sobre la regeneración del sistema, la revisión de las causas que nos han conducido aquí, las preguntas sobre si el modelo económico neoliberal que tenemos es el que necesitamos para encarar el futuro, reflexiones que no están presentes en estos momentos.

Los estados deben garantizar el bienestar de sus ciudadanos y desde la ciudadanía se reclama incluso la solidaridad con los más necesitados, esta es la reflexión que nos ocupa hoy. Se prevé una reducción de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) al menos de un 20% que sumada a la reducción producida en los años 2010 y 2011 situarían el total en el 0,3% del PIB lo que la aleja del objetivo del 0,7% para el 2015. Algunas personas pueden pensar que esto es lógico, que debemos primero solucionar los problemas de casa, pero lo cierto es que mayoritariamente los ciudadanos españoles están a favor de mantener nuestros compromisos de solidaridad con los más necesitados el 75% según la encuesta elaborada por Seek Development.

Países de nuestro entorno Reino Unido, Inglaterra, Francia, Portugal mantienen el mismo presupuesto destinado a Cooperación Internacional incluso lo aumentan. Saben que la ayuda al desarrollo implica mucho más que salvar vidas que es de lo que se trata, la Cooperación al Desarrollo genera riqueza, para los países receptores como para los donantes, en la medida que más países se incorporar a economías en crecimiento   más posibilidad de intercambio de bienes y negocios se hace posible, mejora la imagen del país donante en la esfera internacional, evita que los ciudadanos de los países pobres emigren de forma ilegal y crea un mundo más justo y solidario.

La disminución de esta partida y de todas las partidas que tengan que ver con el bienestar y protección social crearán más injusticia, desventaja y vulnerabilidad en millones de personas, en nuestro país se manifestará en un aumento de la pobreza y en los países pobres en muerte por enfermedades fácilmente curables o por inanición.

Rafael Ramírez
rramirezgu@gmail.com

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ONGs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s