El Futuro perfecto de las ONG


Como en este Blogg se escribe y se lee en Castellano, voy a plantear en este idioma una reflexión en torno a las ONG y su futuro. Sabemos que la gramática española tiene en la conjugación de los verbos dos tipos de futuro: el imperfecto y el perfecto. Si trasladamos al mundo de las ONG esta misma división podemos hablar de dos modelos de futuro como el gramatical. Es decir, hablamos de futuro y de dos modos de preverlo desde mi personal óptica, claro está..

Por un lado, desde la concepción del futuro imperfecto, se puede pensar que en ese tiempo de futuro, la solidaridad estará presente en nuestras vidas ya desde la escuela. Los niños tendrán conversaciones preguntándose de qué equipo de fútbol son y que ONG siguen o apoyan. Responder “soy del Recreativo de Huelva y me gusta Médicos Mundi”, puede ser una contestación. En ese sentido, podremos vislumbrar que, en la educación de los más pequeños, se ha introducido el concepto de forma eficaz.

La corresponsabilidad de los seres humanos para con ellos mismos se aprenderá y entenderá desde las escuelas para que nuestras prioridades y actitudes sean mucho más coherentes, cercanas, naturales y sinceras. En nuestro presente, la solidaridad en clave de cooperación internacional oficial, no es nada de lo escrito en la línea superior porque responde más bien a criterios de interés político, de oportunidad de negocio, de intercambio comercial.., u otros.

Siempre se ha dicho que la caridad bien entendida empieza por uno mismo. Será por eso que la solidaridad bien entendida también empieza igual. Pero acaba en los juzgados. Anesvad es el último de los ejemplos de aprovecharse de la solidaridad internacional que recorren titulares de los periódicos. La cooperación en Valencia, aún anda coleando. Esta situación, a pesar de ser puntual y tener nombre y apellidos,  no es que pueda hacer daño en la credibilidad del Tercer Sector, es que lo hace y sirve de justificación para arremeter contra un sector y justificar los recortes que, en lugar de hacerse con las tijeras de “Mujercitas”, se hace con la máquina de “Viernes 13”.

Igual es que el momento actual de crisis y desorientación está tocando fondo y se necesita dinero, pero, esos 9 millones de euros que presuntamente se han repartido entre no más de 4 personas afectas a la ONG de Anesvad, dan más de sí que una simple ayuda para llegar a fin de mes.

Pero para no irme del titular de este post, el otro futuro de las ONG, el perfecto, es sencillamente que desaparezcan. Es decir, que no hagan falta; que la solidaridad bien entendida se haga desde los Estados y atendiendo a su realidad conceptual. Que no haga falta subcontratar a especialistas para hacer algo que deberían hacer desde las instituciones y de los hombres que las gestionan.

Pero ahí, en las instituciones, en alguna de ellas, los hombres también se confunden. A la solidaridad le llaman Gürtel, Palma Arena, Instituto Nöos, Eres de Andalucía, Caso Campeón, Caja de Ahorros del Mediterráneo, de Galicia, de Castilla La Mancha, Banco de Valencia y no pongo más ejemplos porque me faltaría papel que no memoria.

El problema somos nosotros, los seres humanos. Y el futuro también somos nosotros, los seres humanos que no queremos dejar de serlo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ONGs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s