Una Comunidad de irresponsables


Imaginad que vivimos en una comunidad de vecinos y que pagamos unas cuotas mensuales para pagar la luz, el ascensor, la recogida de la basura y la limpieza de portal y escalera. Es algo fácil porque la mayoría de nosotros estamos en este caso. Pero un día el presidente de la comunidad nos comunica que todo el capital que teníamos depositado en el Banco Pastón, ha desaparecido y no se sabe bien, o no se explica suficientemente, el motivo de tal truco de magia financiera. Además, aunque lo expliquen tampoco se entiende.

A partir de tal suceso, el presidente de la comunidad, recientemente elegido, remite un comunicado a todos los vecinos diciéndoles que: “como sabrán, la comunidad no tiene fondos suficientes para asumir el coste de sus servicios por lo que para acometer el futuro se ve en la obligación de tomar las siguientes medidas:

  • Subir las cuotas mensuales
  • Suspender el servicio de ascensor desde las 20:00 horas
  • Cada vecino deberá limpiar y fregar su parte del rellano
  • Habrá un turno rotatorio para limpiar y fregar portal y cristales de la escalera
  • Las luces comunes se apagarán a las 20:15
  • Cada vecino se bajará su propia basura y la llevará al contenedor más cercano
  • Habrá una derrama para pagar el trabajo extra del Administrador para cuadrar las cuentas

Pero ningún vecino le pide cuentas al presidente acerca del culpable de que el dinero haya desaparecido y de que se castigue al mismo. ¿Porqué se empeñan en hablarnos de subprime, prima de riesgo, descenso del Ibex o paridad del dólar? Conceptos que ni siquiera entienden los que los manejan.

No importa qué se ha hecho con el dinero de todos porque alguien se lo habrá llevado, tirado, perdido. Ya no está. Somos unos vecinos responsables, que no vamos a protestar, que trabajaremos más, que nos pondremos de acuerdo para limpiar y que todos vamos a cumplir con nuestro deber y obligación. Y si se nos ocurre protestar seremos estigmatizados como “malos vecinos” que no quieren arrimar el hombro para el bien común.

Mientras tanto, los presidentes de comunidad y sus administradores no dejan de tener 2, 3 y hasta 4 sueldos por un trabajo que no aporta nada a sus comunidades, sólo problemas con inútiles soluciones, que obligan a sus vecinos a trabajar el doble de años para tener los mismos derechos que ellos se auto-otorgan trabajando en años, casi cinco veces menos, que no pagan casi nada de lo que utilizan, ni detergente, ni escobas, ni fregonas, ni aparcamiento, ni ascensor, ni luz, ni transporte, ni comidas, ni viajes y enciman piden ¡sentido común! a sus expoliados vecinos.

Buscad el ejemplo de Islandia. Eso es sentido común, responsabilidad, seriedad, justicia y salud mental. Lo nuestro debe ser sólo contar si fueron 30.000 o 500.000 mil los que salieron a la calle para protestar por el camino que nos quiere llevar nuestra comunidad.

La pregunta es ¿cuánto puede durar un presidente así..? Ah!, cualquier parecido con la realidad seguramente no es casualidad.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ONGs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s