Vivimos por encima de nuestras posibiliades con la violencia de género


Vivimos por encima de nuestras posibilidades con la violencia de género

El maltrato a las mujeres es un indicador de baja calidad democrática y reflejo de desigualdad estructural cuya manifestación más grave es la violencia contra las mujeres en sus múltiples manifestaciones, desde el acoso en el trabajo o la violencia doméstica a la trata de seres humanos y la prostitución.

En fechas claves como la del 25 N, se lanzan mensajes en calles y plazas, a través de los medios de comunicación y las redes sociales en torno a esta lacra. Añadir a la situación sociolaboral y económica un nuevo obstáculo en el camino hasta acabar con la violencia de género. Al miedo hay que añadir que las dificultades económicas finiquitan a muchas mujeres  el acceso a la justicia; a lo que hay que sumar que  la red servicios sociales se están recortando de manera que las mujeres no tienen la  orientación y el apoyo profesional con lo que ve reducidas sus posibilidades de salir del túnel en el que transita su existencia sin luz, ni autoestima suficiente para tener una actitud consciente y autónoma.

Con el ánimo y la voluntad amordazadas ¿a dónde irán a demandar justicia las víctimas de violencia de género?, las nuevas tasas judiciales, la desaparición de profesionales del trabajo social; de servicios, recursos y dispositivos van a frenar seriamente que las mujeres maltratadas puedan atreverse a denunciar.

Es necesario que sigamos esforzándonos para que los patrones machistas sean erradicados, y esto requiere un constante trabajo en la educación de nuestra infancia y juventud basada en el respeto y en la no violencia como valores fundamentales para la convivencia.

Vivimos por encima de nuestras posibilidades en violencia de género. Acabar con ella no es cosa de mañana, las soluciones son a largo plazo. Pues la violencia se nutre de la desigualdad entre hombres y mujeres y de cómo los hombres aprenden a ser “hombres”
No cabe duda que es muy importante modificar las leyes para combatir la violencia cometida por los hombres a las mujeres. Pero las leyes no bastan. Tenemos que tratar toda la sociedad, los profesionales de ámbitos sociosanitarios y desde la Participación Ciudadana cambiar nuestras actitudes y comportamientos. Tenemos que reconsiderar las instituciones, actitudes y mensajes que perpetúan las desigualdades entre los hombres y las mujeres.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo ONGs

Una respuesta a “Vivimos por encima de nuestras posibiliades con la violencia de género

  1. Bonacorsi

    El otro dia en TV hubo un reportaje sobre la Loteria Nacional desde sus comienzos. Se veía como, con palas de madera, removían las bolas y se oía al comentarista decir : ” vemos como las bolitas se dejan palear, por algo tienen nombre de mujer “. Te quedas estupefacto pero de esa cultura venimos.
    In illo tempore una mujer se acerca al confesor y le dice que su marido le pega. La respuesta fue : que envidia me das, Dios te ha elegido para revivir en tí su clavario.
    Siempre ha habido mujeres echadas para delante. Algunas, durante la dictadura, se atrevían a personarse en comisaria y denunciar. El policia preguntaba si tenia hijos y en caso afirmativo, le decia que con ellos debia estar y no por la calle como una cualquiera. Algunos aprovechaban para tocarles el culo dada la impunidad reinante.
    Hay que recordar el pasado. Que este, ademas, fue hace dos dias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s