Cooperación: de lo Internacional a lo Horizontal


Como uno está empezando a cansarse de criticar, denunciar y clamar en el desierto por la sinrazón de la Política de Cooperación Internacional al Desarrollo que practica este Gobierno, creo que va siendo hora de cambiar el “chip” y buscar –o reinventar- el concepto mismo de la cooperación hacia nuevos desafíos.

Hasta ahora, los presupuestos que se adjudicaban a este capítulo del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, salían de un porcentaje aplicado al PIB, cuyo techo se fijó en el famoso 0,7%. Nunca se ha llegado a esa cifra. Este año, la aportación del PIB llega a rozar el 0,11%, con lo que la cifra se ha reducido  casi en un 75%.

Además del recorte en el terreno de los países que reciben esa ayuda, los diversos actores que intervienen han acusado dicha reducción con diferentes resultados. ONG pequeñas han desaparecido, otras medianas tienen graves dificultades y han tenido que pasar por despidos de personal o cierres de programas y las más grandes se han puesto el traje de toreros para capear este momento de drástica frenada en la progresiva evolución del Tercer Sector.

Se habla de “fusiones”, aunque habría que decir “absorciones”, de las que se dicen y mucho, como una salida a la crisis. Otras se lo están pensando, esperando ver cómo la evolución de este año va despejando dudas, generando expectativas, buenas o malas. Aún queda la convocatoria del IRPF –y que la Administración no puede técnicamente tocar- para coger “aire” o para tirar definitivamente la toalla por parte de algunas ONG. El Tercer Sector, que ha hecho una carrera contra-reloj para llegar al siglo XXI bien posicionado, profesionalizado, experimentado y preparado, se ve frenado por una crisis que ha desarbolado todos sus logros en apenas un par de años.

¿Qué hacer ante este momento desolador y sin salida? Quizás, había que cambiar el concepto Cooperación Internacional, basado mayoritariamente en financiar Proyectos y Programas para países del Tercer Mundo por otra manera de entenderla. Evo Morales decía en uno de sus argumentarios contra la forma de hacer cooperación de España que ellos, los bolivianos, no querían patrones pero sí socios. La figura del cooperante que pone en marcha un programa en algún país y lleva una bolsa de dinero para realizarlo está empezando a difuminarse y a ser cuestionada incluso por la misma gente a la que va dirigida esa ayuda. Esto no quiere decir que no se necesite dinero para la cooperación internacional. Quiere decir que el dinero no es lo único que importa.

Provocado por este momento financiero, la Cooperación podría pensar en valorar toda la experiencia acumulada en estos 25 años de gestión y ofrecerla a sus contrapartes como “sabiduría”, “expertise” y compartir años de ejercicio en cooperación internacional. Es el momento de hablar de Cooperación Internacional Horizontal, de igual a igual, o de tú a tú. América Latina empieza a despertar de su letargo y ya hay países que son emergentes y que ofrecen un futuro brillante. He visto que algunos países africanos -como Uganda- está creciendo al 4%. También es cierto que queda mucho por hacer pero también lo es que los presupuestos de esos países incluyen ya partidas orientadas a los social y que, en unos años, tendrán el capital que, hoy en día, le falta a la cooperación española. Es necesario, pues, a mi modo de ver, cambiar el chip de lo que podría ser una Cooperación Internacional Vertical al nuevo concepto de Cooperación Horizontal.

Cooperar es “trabajar con”, no “imponer a”. “Trabajar con” significa que estamos en el mismo nivel, que somos capaces de resolver situaciones y problemas desde un enfoque en dos perspectivas analíticas capaces de complementarse y de encontrar soluciones. Y si bien es cierto que se necesita dinero también lo es que no todo es dinero. Hay otras alternativas que no pasan necesariamente por disponer de un montante más o menos importante.

Como dinero no hay, nuestro capital actual, que hay que poner al servicio de la Cooperación, sólo puede ser nuestra experiencia, nuestro “know how”, nuestros años invertidos en acertar y equivocarnos… Aciertos y fracasos al servicio de la evolución de aquellos que nos lo soliciten. Es hora de compartir, formar y construir. Creo que la Cooperación Internacional Horizontal es una buena opción. El desafío es ¿cómo echar una mano con los desfavorecidos, con todo lo que sabemos, sin tener que meterla en el bolsillo del dinero?

Y hacerlo posible.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo ONGs

Una respuesta a “Cooperación: de lo Internacional a lo Horizontal

  1. Archivaldo

    La verdad es que uno, sobre el tema, sabe bien poco. Pero siempre recuerdo la respuesta que le dí a aquella persona que un día me dijo : ¡ Como vá a ser igual el voto de un analfabeto que el de una persona preparada !. Mi respuesta fue : ” El analfabeto tiene ojos y oidos “.
    Hace tiempo Aznar recibió a las ONGs en la Moncloa y resulta que, a la cita , no compareció el 70 % como protesta por el reparto del dinero entre ellas.
    Cargos de la Generalitat Valenciana fueron detenidos en base a la desaparición del dinero destinado a la cooperacion internacional. A esto se sumó el caso de la colecta telefónica, amparada por la Generalitat, para sacarle los cuartos a los ciudadanos y construir un Hospital en Haití. El dinero fue a parar a la Fundacion Hemisferio y del hospital nunca mas se supo.
    Creo que en Haiti la sanidad está privatizada ¡ En el pais mas pobre del mundo !.
    En Paraguay si lo sé con seguridad pues conozco a Neli. Una abuela paraguaya a la que la enfermedad de su marido ( Sanidad privada ) dejó en la mas absoluta miseria y se vino a España a fregar escaleras para enviar un poco de dinero a sus nietos. Mientras el MARZINCUS español ( cura y ex-Presidente de CAJASUR ) se llevó una indemnización de 5 M.€ y una pensión de 2,5 M €.
    Hace tiempo que Jorge Vestringe comentó: ” El día que investiguen a las ONGs ya veremos “. Supongo hablaría con conocimiento de causa.
    Por cierto, A.I. ( Amnistia Internacional ) no admite dinero de ningun gobierno.
    Como no hay dinero ( lo han robado ) propongo recorramos el mundo dando abrazos. Los abrazos son horizontales. Pero, me acabo de dar cuenta, sustentados en la verticalidad. Vaya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s