Archivo de la etiqueta: Cooperación al desarrollo

Sanidad en África del siglo XXI


En general, los presupuesto de los Estados africanos destinan un porcentaje irrisorio a tres grandes necesidades que, por este u otro orden, son siempre la Sanidad, Justicia y Educación. Hace pocos días, conversando con una amiga que ya lleva bastante tiempo en un país africano, le propuse iniciar contactos para ver si era posible aplicar algo así como la telemedicina desde España, a través de internet y un servicio de atención médica que pudiera resolver situaciones concretas.

Su respuesta fue deprimente: No hay ni infraestructura, ni tecnológica ni pacientes potenciales para ello y mucho menos centros que pudieran sumarse a tu iniciativa. La Sanidad Primaria es bastante catastrófica. Exceptuando el Hospital Militar de XXXXX y otro par de ellos allí y el de XXX, que aún no conozco pero derivan muchos enfermos allí desde aquí e incluso desde la capital, no hay instalaciones sanitarias decentes ni adecuadas a lo largo del país, Pedro.

Afortunado es el barrio o el pueblo grande que tiene un centro de salud. Las condiciones del hospital de Xxxxx son tremendas. Conozco bien el área de SAU (Servicio de Atención de Urgencias) y trabajan en condiciones de extrema necesidad unos profesionales como la copa de un pino. En un par de ocasiones les hemos llevado un gran cargamento de medicamentos genéricos y material básico que he traído de España y parece mentira que trabajen con tanta dedicación, ahínco y hasta que puedan curar con tanta escasez de medios. El doctor Xxxxx es mi héroe nacional, un guineano que es la alegría y la motivación personalizada.

La inmesan mayoría de la población no tiene ni para gastarse 100 cefas en una pastilla para la fiebre, Pedro (0.15 cts de euro) , y a veces ni 25 cefas para un ibuprofeno (echa la cuenta…) por lo tanto ¿cómo van a pagar una cuota por muy mínima que sea para poder ir al médico en caso de que se pongas enfermos? A todas luces imposible.

En los lugares más recónditos del país (ni en muchos de los conocidos) no hay ni un mísero centro de salud, Pedro, y cuando existe, lo atiende una persona no cualificada que tiene como consultorio una habitación con una mesa, una estantería con unos cuantos medicamentos (con suerte) y quizá una camilla.

Con el Ministerio de Salud hay que hablar para que construyan centros de atención primaria y proporcionen el mínimo material necesario a los hospitales. Una pena pero es así.

Existe un plan dentro de la Seguridad Social del país como el que describes: cuota mínima, creo recordar de 2.000 ó 3.000 cefas por persona (3 ó 4, 5 euros y medio ¡¡al año!!) que da derecho a consulta gratuita en la Sanidad Pública y a una reducción muy considerable en el precio de los medicamentos, creo recordar que en un 60%. Para empezar casi nadie lo sabe y el que lo sabe, como nuestro amigo Xxxxxxxx, hace caso omiso. Es algo que no cabe en mi cabeza pero claro, no tienen la conciencia de que el que siembra, cosecha y mucho menos cuando no sabes si te vas a poner enfermo o no. En fin…

Que te vean en el hospital cuesta ya de por sí 3.000 cefas y luego súmale las radiografías, 5.000, análisis que són carísimos, 35.000 según cuentan todos (aunque a día de hoy, no me lo creo) y otras tantas pruebas amén de la compra de medicamentos. ¿Cómo no va a compensar invertir 10.000 ó 15.000 cefas de una sola vez y al año (15 ó 25 euros) en una familia de 5 miembros para tener la asistencia asegurada y una reducción en el coste de los medicamentos? Los contrastes de vivir en África, amigo. Tú lo sabes mil veces mejor que yo. Siempre que se lo puedan permitir, claro está, porque hay infinidad de personas que tienen como sueldo mensual esos 15.000 cefas….

En el siglo XXI están son condiciones sanitarias de un país africano que no es de los más pobres. La Sanidad es un derecho humano básico reconocido en todo el mundo pero llegar a tenerlo parece un trabajo utópico o de muchos años de espera.

Sólo las ONG de vocación médica y sanitaria, dependiente de la ayuda a la Cooperación pueden hacer algo por la gente de África como se ha visto en las pandemias y emergencias. Miuentras, se inauguran autopistas, carreteras o aeropuertos. África es como un continente maquillado tan inconsistente como un espejismo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ONGs

¡Dar la vuelta a las cosas es posible!


LOGO SOMOS UNIÓNSomos unidos para cambiar el mundo es una campaña de sensibilización que promueven varias ONGs, tiene como objetivo agradecer a los 3 millones de personas que colaboran en España con entidades sin ánimo de lucro que se implican en la transformación de la realidad de manera diaria. Estas personas que colaboran con las organizaciones del tercer sector aportan más de 500 millones de euros al año lo que posibilita que las organizaciones puedan atender a millones de personas en España y en los países del sur. Las organizaciones han realizado una investigación dirigida por Elsa Punset que es directora del Laboratorio de Aprendizaje Social y Emocional de la Universidad Camilo José Cela. Realizaron una encuesta mediante Internet a 23000 personas que colaboran con alguna entidad de carácter social  y han verificado la teoría de la solidaridad con las siguientes conclusiones:

  1. Sentimos y somos capaces de ponernos en la piel de los demás, el 43%  somos capaces de empatizar.
  2.  Una mayoría de personas quiere ayudar a los demás. El 84% de las personas se interesa por el sufrimiento del resto del mundo y el 40% se interesa de una forma profunda.
  3. Ayudar genera felicidad personal y colectiva. Nuestros mayores momentos de felicidad están relacionados con la solidaridad y las relaciones afectivas. Las cosas materiales y el dinero no son suficientes para generar felicidad.
  4. El altruismo es innato en los seres humanos.

La campaña  en la que hay más de 25 organizaciones implicadas, como Acción contra el Hambre, Cruz Roja, Intermon, Unicef, Solidaridad Internacional, Word Vision… persiguen concienciarnos de que tenemos el poder de darle la vuelta a las cosas. Para hacernos pensar sobre ello el 8 de junio del 2012 sugirieron que la gente saliera a la calle con una prenda al revés, el día elegido este año 2013 para repetir el evento es el 24 de mayo.

En la Web de la campaña podéis encontrar todas las organizaciones que la promueven al igual que encontraréis la posibilidad de sumaros a la campaña y la posibilidad de colaborar con la causa que os apetezca.

El mensaje de esta campaña es claro mayoritariamente los seres humanos somos solidarios, nos afecta lo que les pasa a las personas que nos rodean, los conozcamos o no y un segundo mensaje, tenemos el poder de cambiar las cosas, como en la campaña y en la vida real todo comienza por darnos la vuelta, por pararnos y tomar conciencia de que para que cambie el mundo debemos cambiar nosotros.

Desde aquí felicitar a loscreadores de la campaña y a las organizaciones que la impulsan por su trabajo y darnos la posibilidad de ser solidarios.

La campaña en la red:

Web: http://www.somosasi.org/

Facebook: http://www.facebook.com/somosasiorg?ref=stream

Twitter: https://twitter.com/Somos_asi_org

Rafael Ramírez rramirezgu@gmail.com

5 comentarios

Archivado bajo ONGs

Cooperación: de lo Internacional a lo Horizontal


Como uno está empezando a cansarse de criticar, denunciar y clamar en el desierto por la sinrazón de la Política de Cooperación Internacional al Desarrollo que practica este Gobierno, creo que va siendo hora de cambiar el “chip” y buscar –o reinventar- el concepto mismo de la cooperación hacia nuevos desafíos.

Hasta ahora, los presupuestos que se adjudicaban a este capítulo del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, salían de un porcentaje aplicado al PIB, cuyo techo se fijó en el famoso 0,7%. Nunca se ha llegado a esa cifra. Este año, la aportación del PIB llega a rozar el 0,11%, con lo que la cifra se ha reducido  casi en un 75%.

Además del recorte en el terreno de los países que reciben esa ayuda, los diversos actores que intervienen han acusado dicha reducción con diferentes resultados. ONG pequeñas han desaparecido, otras medianas tienen graves dificultades y han tenido que pasar por despidos de personal o cierres de programas y las más grandes se han puesto el traje de toreros para capear este momento de drástica frenada en la progresiva evolución del Tercer Sector.

Se habla de “fusiones”, aunque habría que decir “absorciones”, de las que se dicen y mucho, como una salida a la crisis. Otras se lo están pensando, esperando ver cómo la evolución de este año va despejando dudas, generando expectativas, buenas o malas. Aún queda la convocatoria del IRPF –y que la Administración no puede técnicamente tocar- para coger “aire” o para tirar definitivamente la toalla por parte de algunas ONG. El Tercer Sector, que ha hecho una carrera contra-reloj para llegar al siglo XXI bien posicionado, profesionalizado, experimentado y preparado, se ve frenado por una crisis que ha desarbolado todos sus logros en apenas un par de años.

¿Qué hacer ante este momento desolador y sin salida? Quizás, había que cambiar el concepto Cooperación Internacional, basado mayoritariamente en financiar Proyectos y Programas para países del Tercer Mundo por otra manera de entenderla. Evo Morales decía en uno de sus argumentarios contra la forma de hacer cooperación de España que ellos, los bolivianos, no querían patrones pero sí socios. La figura del cooperante que pone en marcha un programa en algún país y lleva una bolsa de dinero para realizarlo está empezando a difuminarse y a ser cuestionada incluso por la misma gente a la que va dirigida esa ayuda. Esto no quiere decir que no se necesite dinero para la cooperación internacional. Quiere decir que el dinero no es lo único que importa.

Provocado por este momento financiero, la Cooperación podría pensar en valorar toda la experiencia acumulada en estos 25 años de gestión y ofrecerla a sus contrapartes como “sabiduría”, “expertise” y compartir años de ejercicio en cooperación internacional. Es el momento de hablar de Cooperación Internacional Horizontal, de igual a igual, o de tú a tú. América Latina empieza a despertar de su letargo y ya hay países que son emergentes y que ofrecen un futuro brillante. He visto que algunos países africanos -como Uganda- está creciendo al 4%. También es cierto que queda mucho por hacer pero también lo es que los presupuestos de esos países incluyen ya partidas orientadas a los social y que, en unos años, tendrán el capital que, hoy en día, le falta a la cooperación española. Es necesario, pues, a mi modo de ver, cambiar el chip de lo que podría ser una Cooperación Internacional Vertical al nuevo concepto de Cooperación Horizontal.

Cooperar es “trabajar con”, no “imponer a”. “Trabajar con” significa que estamos en el mismo nivel, que somos capaces de resolver situaciones y problemas desde un enfoque en dos perspectivas analíticas capaces de complementarse y de encontrar soluciones. Y si bien es cierto que se necesita dinero también lo es que no todo es dinero. Hay otras alternativas que no pasan necesariamente por disponer de un montante más o menos importante.

Como dinero no hay, nuestro capital actual, que hay que poner al servicio de la Cooperación, sólo puede ser nuestra experiencia, nuestro “know how”, nuestros años invertidos en acertar y equivocarnos… Aciertos y fracasos al servicio de la evolución de aquellos que nos lo soliciten. Es hora de compartir, formar y construir. Creo que la Cooperación Internacional Horizontal es una buena opción. El desafío es ¿cómo echar una mano con los desfavorecidos, con todo lo que sabemos, sin tener que meterla en el bolsillo del dinero?

Y hacerlo posible.

1 comentario

Archivado bajo ONGs

Fundación Khanimambo ¡Déjate Ayudar!


Imagen

La Fundación Khanimanbo es una organización no gubernamental pequeñita, cercana, y eficiente. Su nombre significa en gracias en shangana una lengua antiquísima del Sur de Mozambique, que es donde realizan su trabajo de cooperación al desarrollo. Surge como iniciativa privada de tres personas, la actual presidenta de la fundación Alexia Vieira que vive en Praia de Xai-Xai al pie del cañón para no perderse nada de la realidad que intentan transformar.

Antes de seguir con la presentación de esta organización os invito a ver el vídeo que nos ofrecen, es un vídeo de un minuto y quince segundos, pero con un mensaje potente de los que te llega a la línea de flotación, que te dan otro punto de vista y si abres los ojos no te deja indiferente.

La fundación Khanimambo tiene como misión ayudar a los niños de las zonas más desfavorecidas de Mozambique para que tengan una infancia digna que les permita construirse un futuro. Su visión como organización es actuar directamente para mejorar las condiciones de vida de los niños, formarles mediante la educación y el cariño, fomentando la unión familiar como núcleo central de su crecimiento e integrándonos en su comunidad para favorecer el desarrollo sostenible.

Los valores que rigen su acciones son la cercanía, la transparencia y el trato directo con los  colaboradores, en el respeto y la integración, en el esfuerzo y la responsabilidad de todos. Buscan sonrisas, el lado positivo y optimista de la cooperación, somos una ONG cercana, joven, llena de fuerza, frescura e ilusión, y actuamos con plena independencia política y religiosa.

Y volvamos al vídeo, que de una manera fresca, infantil nos devuelven nuestra realidad, realidad por otro lado cada día más siniestra, nos hemos ido tejiendo una red de “necesidades” vivienda, coche, vacaciones, ropa, cenas, festejos, compromisos, apariencias, que nos han ido esclavizando de forma absoluta hasta este momento en el que vemos que los mismos que nos han creado las necesidades nos dicen que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y que se acabó la fiesta.

Quizás y sólo quizás, la verdad está en el medio, nos hemos olvidado de lo sencillo, lo que no tiene precio, de sonreír, de la naturaleza, del esfuerzo por mejorar, del afecto de la paciencia con quienes nos rodean, del equipo, del trabajo a largo plazo, en fin, de tantas cosas…

Los países del sur, como Mozambique que sufre pobreza y  miseria nos necesitan, necesitan tener mejores condiciones de vida, a veces necesitan estar mejor gestionados y ellos mismos acabarían con parte de sus necesidades materiales; pero siempre y esto lo saben aquellos que han vivido experiencias de cooperación al desarrollo te devuelven con creces lo poco que les ofrecemos y por eso nosotros los necesitamos, nos devuelven a nuestra verdadera realidad. Sólo hay que saber mirar. Y tener claro que como dice su lema hay que dejarse ayudar.

Muchas gracias a Alexia, Luisa, Eric, Paciencia, Alice, Aventia, Jorge y Mercedes por el trabajo que estáis realizando.

La Fundación Khanimambo en la red:

Web. http://fundacionkhanimambo.org/

Factbook: https://www.facebook.com/FundacionKhanimambo.org

Twitter: @dejateayudar

Rafael Ramírez.

rramirezgu@gmail.com

2 comentarios

Archivado bajo ONGs

Cooperación Internacional: Un viaje de ida y vuelta


Muchos de nosotros recordamos aquellas jornadas históricas que tuvieron como protagonista la exigencia de destinar el 0,7% del PIB de España a la Cooperación Internacional para el Desarrollo. Aquellas acampadas en el Paseo de la Castellana y aquella incidencia en los Medios de Comunicación fueron todo un punto de inflexión en la conciencia nacional con respecto al mundo en el que vivimos. Se hablaba, en realidad, de que 0.7 céntimos de euro de cada 100, se dirigiera a los países menos favorecidos para ayudarles a remontar la enorme diferencia que les separa del llamado primer mundo.

Hoy, la crisis y los recortes nos devuelven a una realidad difícil de asumir y que quizás sea incómoda: somos un país pobre, con enormes deudas que tenemos que pagar y, aunque no sepamos por qué y quién las ha originado, debemos adecuar todo el desarrollo del Estado del Bienestar, replantearlo y tirarnos unos años haciendo esfuerzos para llegar al nivel que teníamos en el año 2008 con el Ibex rozando los 16.000 puntos.

España era receptor de ayuda internacional prácticamente hasta 1977, año en el que empezamos a formar parte del mundo desarrollado con la entrada en diversos organismo internacionales como la OCDE, Banco Mundial y su FMI (Fondo Monetario Internacional) que tanto sabe y manda. El primer esbozo de Ley de Cooperación española se asomó a los periódicos por el año 1983. Se sancionó en el Congreso en 1987. Se establecieron planes directores de Cooperación -con una duración de 4 años- y el 31 de Diciembre de 2012, de este año, se cierra el tercero de esos planes. Con esto quiero significar lo terriblemente joven que es este sector.., y lo poco que hemos aprendido.

Lo previsto en presupuestos del Estado en 2013 es que lo que se va a destinar para cooperación rondará el 0,11%, cifra testimonial que se parece a la de los años 80, o sea, un descenso de 30 años. Las ONG están pasando su travesía por el desierto y se habla de despidos, cierre, fusiones o, en realidad, reinventarse ante el panorama de futuro que se avecina sin que nadie sea capaz de insinuar un nuevo modelo al que atenerse. Del voluntarismo se pasó al profesionalismo; de no saber nada, a enseñar; de tener una opción de libertad para escoger un modo de trabajar en la vida para los demás a la frustación del quiero y no puedo.

Ya sé que no es el único sector al que la crisis golpea pero mi reflexión va hacia los políticos que se han llenado la boca con los conceptos de  cooperación, solidaridad, corresponsabilidad con los países pobres, la necesaria aportación de los más ricos, llegar al 0,7% del PIB  (los países nórdicos destinan, como poco, el 1%), el desarrollo político-institucional de la Cooperación al Desarrollo, las decenas de cursos Máster de Cooperación que toda Universidad que se precie oferta ; el devenir de un Tercer Sector que dé empleo, trabajo y esperanza a un buen número de países y la realidad que se impone: Volver a Empezar.

Sólo espero que en esa vuelta atrás para seguir adelante, los políticos se crean el concepto de cooperación internacional para el desarrollo y el que quiera dedicarse a ello tenga las oportunidades que este sector se merece. Para un viaje así no hacían falta tantas alforjas.., ni tanto dinero dedicado. Otra cosa es qué co.. hemos conseguido invirtiendo tanto capital y qué logros y de qué países los podemos presentar después de 30 años. Pero esa es otra historia…

Deja un comentario

Archivado bajo ONGs